Ha observado sangre en su boca al momento de comer o de cepillarse?; Ha notado que tiene mal aliento?: Posiblemente esté sufriendo de enfermedad de las encías y ya sea prioritario acudir al odontólogo.

La encía es el tejido de soporte de la cavidad bucal, que se encarga de sujetar las piezas dentales y de garantizar una correcta masticación. Ella posee características  que nos permiten identificar cuando están sanas o por el contrario, cuando se encuentran enfermas.

La mejor manera de mantener una buena salud de las encías, es mediante una correcta higiene de todos los tejidos de la boca y las consultas habituales al dentista. No obstante, es fundamental saber cómo luce dicho tejido cuando está enfermo (enfermedad periodontal) y qué lo diferencia al que se encuentra en condiciones normales.

Característica Encías Sanas Encías Enfermas
 

 

 

Color

Tono Rosa pálido o claro

 

(Signo de buena irrigación sanguínea).

 

Varía según el tono de piel de cada paciente

 

Tono Rojo

 

Textura Lisa y brillante

 

Aspecto

Delgado

 

Similar al de una Cáscara de naranja por la ausencia de inflamación.

Inflamado o Hinchado

 

Generan la apariencia de dientes pequeños, propio del abultamiento

 

 

 

Sangrado

Ausencia total de sangramiento ante cualquier estímulo (al momento de la masticación, el cepillado dental y la exploración clínica) Sangrado deforma espontanea o ante algún estímulo.

 

Dicho sangramiento en algunos casos, también puede causar mal aliento.

 

 

Posición

Cubre complemente todas raíces de los dientes, brindándoles protección a la sensibilidad y soporte. Retracción de las encías, lo que genera exposición de las raíces de los dientes y sensibilidad a los cambios térmicos y al aire.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   Si ud. presenta una o varias de las características propias de una encía enferma, es adecuado que acuda a consulta con el dentista ya que los síntomas de la enfermedad periodontal suelen pasar inadvertidos y en muchos casos solo son tratados en estadíos avanzados cuando producen dolor. En conjunto con la respectiva visita al odontólogo ud. puede ayudar a prevenir las futuras molestias de esta enfermedad empleando una correcta técnica de cepillado que se acompañe del uso de enjuagues antisépticos que reduzcan significativamente la cantidad de microorganismos que se fijan a las superficies duras y blandas de la boca.