ACABAMOS POR SIEMPRE CON LOS MITOS DEL BLANQUEAMIENTO DENTAL

ACABAMOS POR SIEMPRE CON LOS MITOS DEL BLANQUEAMIENTO DENTAL

Uno de los elementos fundamentales de nuestra apariencia y autoestima, es la sonrisa. Es por ello que cuando los dientes se tornan amarillentos u opacos pueden llegar a afectar la confianza del paciente y éste es el principal motivo para iniciar un tratamiento de blanqueamiento dental.

Sin embargo, con el paso del tiempo han surgido mitos alrededor de este tipo de tratamientos, que le hacen creer al paciente que no es seguro o que dañará de alguna forma sus tejidos bucales. Te ayudamos a entender cómo funciona, cuándo está indicado, cuando puede hacer daño, qué es cierto y qué es falso con respecto a este tema:

 

  • MITO #1: Las cremas dentales blanquean los dientes: Esto es FALSO, al ser abrasivas pueden ayudar a mantener un tratamiento de blanqueamiento ayudando a remover las manchas más externas, pero su contenido de peróxidos oscila entre 1 y 2%; mientras que los profesionales emplean concentraciones de dicho producto de 16 y 22% en adelante. Es por ello que los contenidos activos de las cremas dentales son muy pocos como para generar un cambio notorio, lo que puede generar decepción en la gran mayoría de los casos.

 

  • MITO #2: Puedo usar recetas caseras para blanquear mis dientes sin ir al dentista: FALSO, éstas combinaciones “sencillas y rápidas” como el bicarbonato de sodio, limón y agua o como el carbón activado que actualmente se emplean en forma desmedida para conseguir un tono dental más claro, no poseen el potencial de blanquear las piezas dentales. Por el contrario, pueden rayar el esmalte y producir lesiones de tipo abrasivas que con el tiempo pueden acarrear problemas de sensibilidad.

 

  • MITO #3: El Blanqueamiento debilita los dientes o derrite el esmalte: FALSO, el gel blanqueador está compuesto por peróxidos (de hidrogeno o de carbamida) que generan una espacie de efervescencia que se introduce entre los prismas del esmalte y aclara los pigmentos que oscurecen los dientes. Éste proceso no es abrasivo ni perjudicial para las estructuras dentales y los productos de uso profesional están aprobados por la FDA (Food and Drugs Administration).

 

  • MITO #4: Los dientes quedan sensibles después del Blanqueamiento: VERDADERO y varía de acuerdo al paciente; esto puede ocurrir durante o después del tratamiento ya que la acción de los peróxidos puede irritar de forma reversible la pulpa dental. Disminuir al máximo esta sensibilidad depende del manejo profesional de terapias de fluorización antes y después del blanqueamiento dental.

 

  • MITO #5: El Blanqueamiento Casero no funciona: Esto es FALSO, al seguir el mismo principio, todos los productos de uso profesional para el blanqueamiento dental ya sea de peróxido de hidrógeno o de carbamida en diversas concentraciones, liberan oxígeno y cambian los tonos amarillentos del diente. Por esta razón no hay tratamiento más o menos eficaces.

 

  • MITO #6: Cualquier persona puede someterse a Blanqueamiento: EXISTEN EXCEPCIONES a la cuales no se les recomienda aplicarse este tipo de tratamiento, como por ejemplo mujeres embarazadas, personas alérgicas a los componentes del gel, pacientes con enfermedad periodontal, retracción de las encías, con muchas restauraciones y/o menores de 15 años (a quienes aún no se les ha formado el esmalte completamente).

 

  • MITO #7: Los dientes vuelven a oscurecerse con el paso de los años: La longevidad del Blanqueamiento dental puede variar según la respuesta de las estructuras dentales de cada paciente y depende fundamentalmente de los cuidados que aplique. Es por ello que se recomienda evitar el consumo de ciertos alimentos, bebidas o productos que puedan afectar el aspecto de los dientes o el resultado del tratamiento durante y después del mismo. Luego de aplicado el gel, el “color satisfactorio” puede mantenerse entre 1 y 3 años y de reducirse nunca llegará al tono inicial previo al blanqueamiento siempre y cuando el paciente no consuma en exceso café, té, vino tinto o cigarrillos.

 

Es importante que antes iniciar cualquier tratamiento de blanqueamiento, visites a tu odontólogo para que evalúe de forma integral tu salud bucal y te informe si eres candidato para iniciarlo, cuál es el que más te conviene y cuáles cuidados debes tener.

Smile te ayuda a identificar 4 factores que pueden provocar que tus dientes se vean amarillos

Smile te ayuda a identificar 4 factores que pueden provocar que tus dientes se vean amarillos

Existen diversas causas de la coloración amarillenta de los dientes, por ello es necesario que nuestros pacientes las conozcan, con el objetivo de que se pueda reducir al máximo su uso o consumo y a partir de su identificación se puedan realizar un tratamiento de blanqueamiento dental.

  • Cigarrillo/Tabaco: Durante la inhalación del humo de cigarrillo o tabaco, el residuo amarillento o café de diversas sustancias tales como la nicotina o el alquitrán (entre otras) contenidas en dicho producto, se depositan sobre la estructura de los dientes. Así mismo, éste hábito afecta las encías y el paciente se vuelve propenso a desarrollar placa, cálculo (Sarro) y Caries Dental en su boca, afecciones que desmejoran el aspecto estético de las piezas dentales y reducen su color blanco.

 

  • Bebidas: Ciertas bebidas pueden pigmentar los dientes si se consumen con mucha frecuencia.
  • El Vino Tinto: Contiene tanino, responsable de otorgarle la aspereza, sequedad y amargor a ésta bebida pero que a su vez impregna lengua, encías y dientes, provocando la pigmentación de éstos últimos.
  • El Vino Blanco: Favorece la fijación de las manchas ocasionadas por otros productos alimenticios.
  • Gaseosas: Son ácidas y a su vez contienen sustancias que son afines con los pigmentos exógenos.
  • Té y Café: Así como el vino tino, éstas bebidas contienen taninos, los cuales incrementan la aparición de manchas amarillentas y de color café en los dientes.

 

  • Alimentos: En particular los alimentos ácidos atacan el esmalte dental y lo debilitan, permitiendo que se haga notar aún más la dentina (que es de color amarillo) y genera este aspecto de dientes amarillentos. Así mismo, golosinas, chicles que tiñen la lengua y salsas (de soja, de tomate o curry) generan en los tejidos dentales pigmentos desfavorables y notorios.

 

  • Medicamentos: El impacto de los fármacos varía según cada paciente y el tiempo de ingesta. Es por ello que su uso debe hacerse bajo prescripción y observación profesional.

 

  • Amoxicilina: Provoca manchas amarillentas que son reversibles en su mayoría, ya que pueden removerse fácilmente durante un correcto cepillado dental.
  • Tetraciclinas: Debilitan las estructuras dentarias y su ingesta a muy temprana edad puede alterar el desarrollo y mineralización del esmalte.
¿Qué es el Diseño de Sonrisa?

¿Qué es el Diseño de Sonrisa?

El diseño de sonrisa consiste en llevar los dientes a unas condiciones ideales de tamaño forma y color, según la cara, la personalidad y los rasgos específicos de cada paciente. Es muy importante determinar las condiciones y el resultado esperado ya que muchos pacientes buscan en algunos casos dientes que no son compatibles con ellos, y como resultado lucirán falsos, en Smile Design Su Clínica Dental buscamos llevar a los dientes hasta un estado natural, altamente armónico y visualmente muy agradable.
Manejamos nuevos concepto para el diseño de sonrisas con las nuevas técnicas que vienen a reforzar los planeamientos odontológicos estéticos.
En Smile Design manejamos protocolos establecidos para mejorar el diagnóstico y la previsibilidad de rehabilitaciones estéticas, así como también proporcionar un aumento significativo en la aceptación de los tratamientos propuestos a los pacientes. Para esto utilizamos las herramientas básicas digitales como: fotografía y vídeo, lo que nos permite desarrollar protocolos eficaces y establecer el concepto de aplicación del análisis de diseño de sonrisa.
¿Qué hacemos en Smile Design para diseñar tu sonrisa?
La primera etapa es el análisis facial en donde identificamos las características esenciales como: sexo, color de piel, contextura, cabello, posición de los ojos, de la nariz y del mentón, las mismas que nos van a guiar a la correcta ubicación de los dientes.
El segundo análisis se realiza a través de una interposición fotográfica, donde el profesional odontólogo interactúa con el paciente haciendo una serie de tomas fotográficas respaldadas por un vídeo los mismos que son transmitidos a un computador y a la pantallla para que el paciente pueda observar detalladamente aspectos como: tipo de sonrisa, labios, dientes, características como color, tamaño, textura, tomando en consideración la existencia y armonía de estos elementos.
Una vez concluido los análisis, a través de nuestro ordenador se realiza un esquema de cómo es la proyección de la forma que deberían ser los dientes, tamaño, curvaturas, buscando armonía para una sonrisa perfecta.
Terminado el esquema procedemos a interponer las fotografías del antes y del nuevo diseño para así lograr la visión del nuevo cambio de su sonrisa.
Aprobado el diseño por nuestros pacientes enviamos la información a nuestro laboratorio, para transferir esta información digital al modelo de los dientes del paciente creando un encerado el mismo que representa el nuevo diseño de sonrisa.
Este encerado es uno de los pasos más importantes para la toma de decisiones ya que queremos proyecta su nueva sonrisa. Utilizando este modelo en cera tomamos un registro el cual sobreponemos en la boca del paciente con un material llamado visacril el mismo que se endurecerá este procedimiento se llama maqueta (mock-up), dejándonos observar el diseño final sin aun haber preparado los dientes, en este paso el paciente deberá someterse a un nuevo registro digital para que sea aprobado el diseño final.
Guiados por esta maqueta procedemos hacer ligeros desgastes sobre los dientes. Preparados los dientes procedemos a tomar impresiones y basados en nuestro diseño confeccionamos los dientes definitivos, que serán cementados sobre los dientes.
El diseño digital es una de las mejores herramientas que nos garantizará el éxito en transformar su sonrisa, la porcelana es uno de los mejores materiales que se pueden utilizar sobre los dientes, son completamente estéticos, se puede dar el color y la forma deseada, no se pigmenta ni se fracturan con facilidad como un cerómero o una resina, es realmente el material que se merecen sus dientes.
Cambia tu vida y sonríele al mundo!