No se trata sólo del aspecto estético, tener dientes mal alineados puede tener repercusiones graves en la salud de los tejidos que componen la cavidad bucal y en otras estructuras a nivel de la cabeza y el cuello. Además, tener piezas dentales giradas, amontonadas o mal posicionadas debido a la falta de espacio en la mandíbula o el maxilar aumenta el riesgo de padecer de caries y/o enfermedad periodontal; las cuales representan la principal causa de pérdida dental a nivel mundial.

Enumeramos para ud. las principales consecuencias de la mal posición dental con el fin de facilitar su identificación y permitirle que acuda al dentista para encontrar la mejor solución:

 

  1. Mal Aliento o Halitosis: Progresivamente se hace evidente, notable y no logra disimularse con técnicas de cepillado o enjuague bucal, ya que el cepillo no logra llegar a los rincones intricados que origina el apiñamiento dental.
  2. Enfermedad de las Encías: La imposibilidad de realizar una adecuada limpieza, conlleva al acumulo de placa bacteriana y sarro sobre todo a nivel de la unión entre el diente y la encía, generando un proceso inflamatorio conocido como la gingivitis o en casos más severos la periodontitis.
  3. Lesiones en los cuellos dentales: Esto también ocurre en las zonas del diente que están más cercanas a la encía. Una mala mordida puede generar fracturas en la parte inicial del diente.
  4. Desgastes de los dientes: El incorrecto engranaje de las piezas dentales produce interferencias oclusales y contactos anticipados que, de no ser tratados a tiempo pueden desgastar los dientes de manera progresiva.
  5. Dolores Musculares o de Cabeza: Las cefaleas o dolores musculares recurrentes pueden ser producto de la mal posición dentaria y de una incorrecta función masticatoria, ambas afectan la articulación de la mandíbula y generan dolores musculares de cabeza y cuello.

 

Más allá del componente estético, son numerosas las consecuencias que se pueden originar al no tener los dientes alineados de manera correcta, por esta razón es fundamental que si ud. nota esta situación en su dentadura, acuda a un odontólogo, especialmente un ortodoncista que pueda corregir la posición de sus dientes y así evitar este tipo de problemas de la cavidad bucal.